El CD Ciudad de Lucena cayó derrotado por 4-1 ante un Betis Deportivo más efectivo y que tuvo mayor pegada en ataque que el cuadro celeste y por tanto no podrá hacer realidad este año el sueño de subir a 2º división B.

La previa del choque nos dejaba a dos equipos muy emparejados, un Betis Deportivo con la obligación de subir y un Ciudad de Lucena que soñaba con ese anhelado ascenso pero con menos presión que su rival. Las alineaciones no cambiaban con respecto a los partidos de semifinales, tanto Dimas Carrasco como Manel Ruano optaban por sacar los mismos onces que tan buenos resultados les dieron en semifinales.

Y comenzó el choque de la manera soñada por el cuadro celeste, una combinación marca de la casa por banda izquierda entre Luismi y Joselinho repelía mal la defensa bética y a media chilena metía Maero el balón en el fondo de la portería de Carlos Marín. Mazazo para el Betis y subidón de adrenalina para el cuadro de Dimas Carrasco. Pero el Betis se puso el mono de trabajo y en el minuto 3 llegó su primera aproximación un balón con una mala salida de Pablo Gallardo hizo que primero el tiro Raúl lo repeliese Javi Cuenca y posteriormente el rechace  Baena lo tirara fuera rozando el palo de la portería celeste.

Casi sin poder respirar en el minuto 3 una combinación entre Joselinho y Maero acabó con el tiro del delantero por encima de la portería del Betis. El choque estaba eléctrico y jugándose a un ritmo alto, con lo que la primera tarjeta del partido no tardó en llegar en el minuto 5 para Mario Ruiz por entrada por detrás a un centrocampista bético.

El Ciudad quería darle pausa al partido y el Betis Deportivo todo lo contrario, en el minuto 12 la tuvo de nuevo el Ciudad de Lucena con una falta escorada y córner seguido que se sacó sin consecuencias.

Estaban los celestes cómodos en el verde pero una jugada mal cerrada por la defensa lucentina le hizo que llegase el balón a banda derecha bética, Baena la puso al punto de penalti donde Raúl con su 1,90 de estatura se elevó entre los centrales celestes y perforó la portería de Javi Cuenca, minuto 16 y volvían las tablas al marcador del Marbella Football Center.

Los hombres de Manel Ruano no querían el empate y en minuto siguiente una jugada por banda izquierda de Julio Alonso remataba muy flojo Raúl que atrapaba sin problemas el cancerbero celeste.

Llegabamos al minuto 22 de partido y de nuevo el Ciudad de Lucena mediante una jugada de Luismi su pase interior no llegó a nada. Dos minutos después erán Mario Hernández, Toni y Luismi los que triangularon pero el posterior balón al área no encontró rematador.

Eran los mejores minutos del Ciudad de Lucena, el Betis Deportivo sufría sin la pelota y el Ciudad empezaba a tener la seña de identidad que le había llevado a estos play off.

Se ponían los beticos nerviosos hasta el punto que su entrenador vió una tarjeta amarilla por protestar.

El Ciudad seguía atacando, la defensa celeste estaba prácticamente en medio campo, a 50 metros del área lucentina como su entrenador ordenaba. En un despiste, en el minuto 25 Mario Hernández vió tarjeta amarilla por pisotón a Robert. El Ciudad lo intentaba y el Betis se defendia juntando líneas para que no hubiese circulación de balón interior a los interiores lucentinos.

En el 35 jugada de Luismi en el borde del área, le llega el balón a Erik que chutó puerta, un mal despeje de la defensa betica hizo que le llegara a Luismi de nuevo pero cuando iba a empalar a la portería le robaron el balón.

El Betis intentaba quitarse la presión celeste teniendo el balón y en el 37 una buena combinación hizo que el balón llegase a Robert, éste le dejo un balón a Raúl para que empujase la bola al fondo de la red pero Pablo Gallardo salvó casi bajo la línea de gol.

De aquí al final de la primera parte solo una falta sobre Robert que el central Geovani remato en fuera de juego.

Terminaba la primera parte con las espadas en todo lo alto y con un Ciudad de Lucena que estaba a un solo gol de ansiado ascenso de categoría.

Manel Ruano, no le gustaba lo que estaba pasando y en el descanso sacó a Robert del terreno de juego para dar entrada a Calderón en banda izquierda betica.

Los celestes seguían a lo suyo sin prisa, aun tenían tiempo. En el 47 fue Joselinho el que tiró muy flojo y centrado para que Carlos Marin atrapara sin problemas. Un minuto después, una jugada por banda izquierda lucentina hizo que la pelota llegara a Mario que la empalmó sin bajarla y se encontró con un defensa bético, la contra bética a esta jugada acabó con un balón de Rodri al espacio para Raúl este se cae pide penalti pero sigue la jugada y acaba en el fondo de la portería celeste. El partido se ponía cuesta arriba con el 2-1.

Los posteriores minutos hicieron que el Ciudad notará el mazazo del gol y el Betis quería dar la puntilla. En el 52 una falta en la frontal hizo que Geovanni tirara contra la barrera, otro disparo de Raúl a las manos de Javi Cuenca, una tarjeta a Pablo Gallardo hacían que no se encontrasen los celestes cómodos en este tramo del partido.

Pero los celestes no perdieron su identidad y seguían con el juego desplegado que les había llevado hasta aquí. Si morían, morirían con su fútbol. Una falta botada por Mario remató Germán en el 57 que pasó rozando el palo de Carlos Marin cuando cantaban los celestes gol.

Manel Ruano movió el árbol y dio entrada a Simón por Robert. Eran los mejores minutos del Ciudad en esta segunda parte. El balón era dueño y señor de los hombres de Dimas Carrasco, los béticos no la veían. En el 63 David Ramos vio tarjeta por agarrón a Luismi que la falta quedó en nada.

Seguía el Ciudad intentándolo pero el Betis en una contra de manual entre Raúl y Calderón en el que el delantero regateó a Javi Cuenca, remató pero su tiró lo repelió Zurdo, la mala suerte fue que le volvió a llegar al delantero espigado bético que perforó el balón a la portería celeste en el minuto 65.

Se ponía complicado el choque y Manel Ruano refrescó la delantera bética sacando a Baena y Raúl y dio entrada a Ndo y Mizzian.  El partido entraba en una fase en el que el Betis quería dormirlo y el Ciudad quería meterle ritmo. En el 70 Julio Alonso vió una nueva tarjeta amarilla por falta a Toni en mediocampo.

En el 72 Dimas Carrasco introdujo 4 cambios de una tacada para intentar que su equipo reaccionara, sacó del terreno de juego a Maero, Mario Hernandez, Erik y Joselinho y dio entrada a Javi Henares, Jesus Gonzalez, Borja Encada y Adrián Pavon.

Nada más salir una falta a Javi Henares en el borde del área hizo que Zurdo la tirara pero Carlos Marin la atrapó sin problemas.

Cuando más arriba estaba el cuadro lucentino una nueva contra al espacio hizo que se plantase sólo Mizzian batiendo de nuevo a Javi Cuenca. Mucho mazazo para el futbol de uno y otro en el terreno de juego.

De aquí al final del partido fue un quiero y no puedo del Ciudad contra un Betis Deportivo agazapado en su campo esperando salir a la contra. Los últimos cambios se realizaron tanto en uno como en otro equipo, David Ramos por Melendez y Mario por Diego Yacob.

Esta vez no pudo ser, el Ciudad remó pero al final se acabó ahogando en la orilla. Desde hoy comenzamos a preparar otra temporada ilusionante, con liga y copa del rey por delante.

NUESTRA MAYOR GLORIA NO ESTA EN CAERNOS, SINO EN LEVANTARNOS CADA VEZ QUE NOS CAIGAMOS. ¡¡¡¡¡¡VOLVEREMOS MAS FUERTES!!!!!!